Esposas Putas

Esposas  Putas
Una de ellas Puede ser tu Esposa

martes, 20 de enero de 2015

Paja para la Cuñada


Lo que les vengo a relatar hoy es neta 100%, nada de choros maraeadores, es real y tan increíble, me sucedió el dia de antier por la madrugada.

Bueno, les cueto que por situaciones que no puedo revelar, me quede un día en casa de mi suegros, ellos viven solamente acompañados de la hermana mayor de mi nalgona.
Después de los saludos y la cena me fui a una de las habitaciones a ver la tele un rato y aprovechar el wi fi para visitar este una pagina para adultos, hasta ahí todo normal, estuve un buen rato en esto y cuando me di cuenta solamente yo estaba despierto, ya todos se habían ido a sus habitaciones, y solamente la luz de mi habitación seguía encendida.
Viendo el material me empecé a calentar y pues no tarde mucho en querer hacerme una pajota, no quería hacerlo ya que la habitación en la que me quede no tiene puerta y la habitación de mi cuñada esta justo frente a la mía, para acabarla de amolar mi cuñada dejo la puerta de su habitación abierta, aunque su luz estaba apagada, ella se quedó dormida con el televisor encendido.
Como ya era más de media noche, pensé que si habría la puerta del closet de mi cuarto me serviría como una especie de puerta y como ya era bastante noche pues ni quien se daría cuenta nadie.
Ya arreglado este asunto, me dispuse a hacer lo mío, seguí viendo algo de porno hasta que encontré un video de una güerita con unas tetas cual ubres en webcam que se daba dedo de lo lindo.
Sin pensarlo mucho, me baje los pantalones acostado sobre la cama boca arriba, con la compu sobre el vientre y me saque la verga que ya estaba bien parada después de una sesión de porno, y me empecé a hacer una pajita bien rica viendo a la güerita en mi compu, así seguí dándome placer solito con toda la casa en silencio, todo muy bien hasta que escucho unos gemidos bien cachondos, dije en la madre “¡olvide quitarle el sonido a la pinche compu!” me espante bien cabron, imagínense, la casa toda en silencio y los pinches gemidos de la güerita en mi compu se iban a escuchar por toda la casa, no mamen al otro dia la vergüenza con los suegros si llegaban a escuchar esas cochinadas.
En chinga que le aplasto el botoncito del silencio y ho sorpresa…. los pinches gemidos no se callaban, en la madre!! le moví más a la compu y ni madres, no se le quitaba en ruido, me quede de a 6, cerré la página y ni madres, ya casi iba a apagar la compu para ver si así se callaba el ruido pero…. me di cuenta que se podía ver un poco desde el cuarto de mi cuñada hacia el mio.
Pensé no mames, no creo que mi cuñada sea la de los ruidos, aquí viene el momento mas pendejo “y ahora que hago?”, me arme de valor y pensando que esta oportunidad no se repetirá nunca me segui jalando el pellejo a ver que pasaba y los gemido empezaron a fluir justo al ritmo de mi mano y que voy viendo de reojo justo por la puerta la silueta de mi cuñada puesta de chivito dándose dedo!!!
Bueno eso parecía, dije nimadres, es que ya estoy alucinando, nel, si mi cuñis es bien seriesita, es puara imaginación que me ahce ver cosas, que finte la paja y que veo su silueta reaccionar!!!!
No mamen, conserve la calma lo mejor que pude, busque mi cámara para documentar ese hecho tan cachondo, pero la había dejado en mi carro, si me levantaba de la cama seguro que se acaba la diversión, entonces decidí continuar abrí de nuevo la página porno y continúe con mi pajota, pero esta vez más relajado, más despacio, recorriendo la verga a todo lo largo, desde pi posición, ella no podía ver mi rostro pero yo si la podía ver a ella.
Resulta que desde su cama se podía ver justo por debajo de la puerta del closet y por la posición de chivito que asumió ella me veía la verga perfectamente por debajo de la puerta del closet, pero no pida ver mi rostro.
Me seguí jalando lento, bien rico, compalciendo al “publico” presente, me baje mas los pantalones para que me viera bien la verga y las bolas, que rico gemia mi cuñadita igualito que su hermana, a cada movimiento hacia “ahha, ahha, aaa, asi “ siempre siguiendo mi ritmo, a medida que yo subía el ritmo, ella subia sus gemidos y asi.
Me pajeba mas rápido pero sensual, siempre escuchando sus gemidos, de hecho el video de la compu ya se había cavado, lo único que me excitaba era el sonido de su voz cachonda, marcando el ritmo, me jale la verga fácilmente durante 20 minutos a ese ritmo, desúes sus gemidos se hicieron mas claros, podía ver entre las sobras su silueta de reojo, yo trataba de no voltear demasiado para no espantarla, pero bien podía ver como se ajitana su mano bajo su pijama, y sus caderas moviéndose adelante y atrás, con la carita bien encajada en la almohada.
Sus gemidos se hacían más largos y desinhibidos, incluso podía escuchar como sonaba su puchita mojada, algo como aaaahh aaaaahhh aha aha aha mas esa era la señal para subir mas el ritmo, seguí jalándomela pero ahora con mas violencia, levantando la pelvis para que me pudiera ver mejor, tenia la verga súper hinchada, me puso bien jarioso la cuñadita, tanto que solté mi verga y solita saltaba como si me estuviera viniendo, pero aguante para mejorar el show , se hiso un breve silencio escuche una especie de arghhhh, medio ahogado, voltee la cara en su dirección y pude ver como cavaba la Baeza en la almohada para ahogar el orgasmo, sin duda se dio una venida maravillosa y abundante, por la forma en que se sacudió su cadera, enseguida se desvaneció sobre la cama y quedo acostada, de donde pude agarre fuerza y aguante la venida, hice la finta y me tape unos minutos, después me levante al baño, tranquilo sin levantar sospechas, regrese a mu cuero y me puse mi pijama (hacia un chingo de frio por eso me la puse) y justo me acuesto y escucho como se da vuelta nuevamente, y pues la perra es caliente y la dejan en el sol, me saco la verga y le repito la dosis, pero ahora me la jale a mi gusto y sus gemidos no se hicieron esperar.
Para que les cuento, digamos que paso “la misma jalada” pero esta ves me vine abundantemente al escuchar su gemidote de que se estaba viniendo de nuevo y ella lo pudo notar bien, después violentamente jalo su cobija y se tapo toda hasta la cara.
Y los dos a dormir, no me atreví a más y no quise seguir más allá porque pues ahí estaban los suegros y una cosa es una pajita a distancia y otra una metida.

Creditos VA
Asi estaba la cuñada..
..

1 comentario:

  1. Eso de pajearse delante de la cuñada suena sumamente rico, Y que bueno que esta cuñada le gano lo caliente.

    ResponderEliminar