Esposas Putas

Esposas  Putas
Una de ellas Puede ser tu Esposa

miércoles, 17 de abril de 2013

Su cuñado la Acaricia Dormida


 Vean como una cuñada se vuelve algo morboso y caliente para su cuñado y ella se va transformando en una obsesión para al grado de convertirse en su Puta.

Descubre que su cuñado la acaricia Dormida.


 Les contaré lo que me está sucediendo ultimamente. Por motivos de estudios viaje de mi provincia a la capital, donde vive mi hermana con su esposa. Bueno yo recién tengo 17 e ingresé a la Uni, mi hermana es la mayor de todos y tiene 32 años y mi cuñado algo de 42 años. Desde que llegué ellos me recibieron muy bien y sobre todo mi cuñado es muy cariñoso conmigo. Me piropea y me engríe. Claro que yo tengo buen cuerpo y ando por la casa ligera de ropas por el calor. Además estoy en familia. Mientras que mi hermana es muy recatada y está regordeta desde que nació su hijo que ya tiene un añito.

Yo me acusto temprano para levantarme temprano para ir a estudiar. Y tengo sueño pesado así que caigo como plomo. Quiero abreviar para no aburrirlos, que varias veces al despertar me notaba algo rara. Por ejemplo yo suelo afeitarme la panocha en las mañanas y ciertamente pues los vellos crecen y clavan como agujas. Pero a veces despertaba bien afeitada y beuno pensaba que no me habia crecido el vello. Otras veces amanecí con la calzoneta al revés. Una vez (y esto me cuesta confesarlo) hice el amor con mi enamorado y llegue a casa y me acosté. Y como sabran al día siguiente me bañaba para que saliera todo el semen, ¡ y no salía nada!
Empece a sospechar de mi cuña. Para comenzar un día no tomé el refresco que bebía después de la cena y lo boté al inodoro. A medianoche siento que alguien entra y era él. Soplidos, bufidos y gemidos de hombre. había media luz. Sentía tu tembladera de emoción. Me bajo la calzoneta transparente y hogada con la que duermo y me metía la lengua en mi panocha con desesperación. Yo estaba petrificada y no sabía que hacer. Si gritaba , mi hermana despertaría. Me besó las tetas, me beso los labios, puso su pene en mi boca, luego senti un liquido caliente en mi vulva. Me limpió y se salió.
No dormí nada aquella noche. pensé desde cuando lo haría. ¡Me ponía pastillas en el refresco!, deduje. Y tambien a mi hermana. ¡¡¡¡¡LES JURO QUE ME GUSTÓÓÓÓÓ!!!!!
Imaginense. Claro que no era siempre, añgunas veces lo esperé y no llegó. Otras veces tomaba mi refresco y esperar lo que me haría. Una vez llegué cargadita con el semen de mi novio y esa vez entró. Les juro que se bebió todita la leche como un bebé sediento. Yo creo que el sabía que era semen y no mis fluídos.


Cuñadas Putas
Cuñadas Putas
Fuente: enfemenino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario